RECOMENDACIONES

normas de seguridad

Para su seguridad, al manipular una batería, cerciórese de los cuidados a ser tomados.
Corrosivo / Mantenga lejos del alcance de los niños / Contacto con los ojos o piel / Evite chispas, llamas, voltear, etc., puede generar una explosión / Proteja los ojos / Reciclaje obligatorio

s

Atencion, ácido sulfúrico

El ácido sulfúrico es un líquido corrosivo que puede causar quemaduras o irritaciones en la piel y en los ojos, pudiendo también damnificar ropas.

s

Cuidados

  • siempre apile las baterias de forma correcta para evitar caídas.
  • use gafas de seguridad al manipular baterias.
  • Lave siempre las manos después de manipular baterias.
s

ACCIONES DE EMERGENCIA

  • En contacto con la piel u ojos, lave inmediatamente en el área afectada con agua potable.
  • En caso de ingestión, beba gran cantidad de agua o leche. Enseguida beba leche de magnesia o huevos batidos.
  • Para todos los casos, solicite ayuda médica inmediatamente.
  • En caso de derrame de electrolito, aísle el área y neutralice con una solución de bicarbonato de sodio. Limpie el local con la solución hasta poder parar de formar espuma.
s

Riesgos de cortocircuito

Los terminales de la batería pueden sufrir cortocircuito provocado por chispas de objetos de metal o cables conectores

  • Nunca coloque herramientas sin aislación sobre la batería.
  • n la recarga, nunca conecte el polo positivo al polo negativo de una misma batería o serie.
  • Al conectar o desconectar la batería, cerciórese de que el cargador este desconectado.
  • Cerciórese de conectar el cable positivo del cargador al polo positivo de la batería y el negativo al polo negativo, respectivamente.
s

Gases explosivos

El gas liberado por la batería cuando esta en recarga es explosivo. Cigarros, llamas y chispas próximas a la batería pueden causar explosión.

  • Al manipular la batería, proteja los ojos y la cara.  Utilice gafas de seguridad.
  • Siempre efectúe recarga de baterias en un local bien ventilado.

Política de garantía: solicite su garantía en un distribuidor autorizado. Solamente ellos están habilitados a analizar las condiciones de garantía de su batería.

s

Sobrecarga

La sobrecarga es un efecto que ocurre cuando se tiene una corriente alta pasando por un largo periodo de tiempo por la batería, sea este periodo continuo o con interrupciones. Las reacciones químicas tienen una velocidad. Al aumentar la corriente de carga de una batería, se aumenta la velocidad de las reacciones químicas en función del aumento de la temperatura. A un determinado punto, la energía excedente es transformada en calor. Las baterias automotrices presentan una alta resistencia térmica, pero, el calor generado en las placas durante el proceso de recarga tiene una cierta dificultar en disiparse, provocando el aumento de la temperatura interna de la batería.

La temperatura elevada conlleva a la quema de los elementos químicos que constituyen la masa activa. La elevación de la temperatura, además de provocar un ataque químico a las rejillas, llevándolas a la corrosión, también las solicita mecánicamente, es decir, las tuerce, provocando incluso la quema de los separadores resultando en la destrucción de la batería. La sobrecarga es causada por varios motivos. Uno de ellos es el mal funcionamiento del regulador de tensión del vehículo. El regulador debe ejecutar la gestion de la tensión que es enviada por el alternador a la batería y al sistema eléctrico del vehículo. La batería tiene, a su vez, la función de almacenar la carga para un posterior consumo.

En general, la tensión admisible debe encontrarse entre 13, y 14,5 V. Cada vez que el límite de 14,5 V es sobrepasado se tiene el inicio de un sobrecargamiento  en la batería originando una posible sobrecarga. Esta tensión varia conforme la temperatura en el comportamiento del motor, como descrito a continuación. El regulador de tensión también ejecuta otra importante acción. Cada vez que la temperatura en el comportamiento del motor aumenta, el regulador debe realizar la compensación térmica de ese aumento de temperatura, disminuyendo la tensión de carga y consecuentemente la corriente que está siendo enviada a la batería, evitando que la temperatura máxima admisible sea sobrepasada.

La utilización por largos periodos de tiempo de componentes eléctrico/electrónicos del vehículo con el motor apagado también puede provocar una sobrecarga, ya que la batería profundamente descargada pasa a recibir carga de alta corriente, hasta el límite del alternador. La repetición constante de esta práctica lleva a la batería a una condición de sobrecarga, la cual denominamos: sobrecarga provocada por mal uso.

Las características más frecuentes de una batería que sufrió sobrecarga son:

  • Batería con caja abultada
  • Rótulos quemados
  • Consumo elevado de agua
  • Pigmentación marrón oscuro en los t apones y/o electrolito
  • Derramamiento de electrolito por las ventilaciones de la batería
  • Indicador de estado de carga en color amarillo o tono claro
  • Placas torcidas y/o rotas
  • Encogimiento o quemado de los separadores

Las baterias son fabricadas con tecnología JCI de aleación calcio-plata y por eso son más resistentes a la sobrecarga. Debido a que la causa de la sobrecarga está asociada a una situación externa no es considerado un defecto de fabricación.

p

Procedimiento de recarga

Análisis previo de baterías:

  • analice visualmente las baterias, para detectar si existen daños en las cajas, tapas o polos.
  • baterias defectuosas deberán ser separadoras y no incluidas en el proceso de recarga.
p

Preparacion del circuito de carga

  • coloque las baterias a una distancia mínima de 20mm entre ellas
  • coloque en el mismo circuito solamente las baterias de la misma capacidad y en el mismo estado de carga.
  • La capacidad de una batería es un número expresado en Ah y está impreso en la etiqueta de la caja de la batería.
  • Acompañamiento de la carga: durante el proceso de recarga, deberán observarse:
    • -densidad
    • -temperatura del electrolito cuando es posible
    • -corriente / tensión
    • -tiempo de recarga
p

Fuga de corriente o stand-by: en el vehículo:

Incluso cuando está apagado, existen algunos equipos que permanecen en constante funcionamiento. Es el caso de alarmas, memorias de radio o inyección electrónica o de encendido, computadora de a bordo, etc. Esto provoca el consumo de energía de la batería. El consumo puede incluso ser provocado por una falla en la parte eléctrica del vehículo, como la luz de la guantera o maletero encendida por problemas de interruptor. Este consumo en exceso, puede descargar la batería en poco tiempo. Para evitar descargas en la batería, verifique la fuga de corriente.

  • Equilibrio eléctrico: Exceso de accesorios eléctricos instalados en el vehículo perjudica su equilibrio eléctrico, descargando la batería sin dar chance al alternador de reponer su carga.
p

Baterias no selladas

Los tiempos de recarga varían de acuerdo con el estado de carga de las baterias. El estado de carga puede ser evaluado a través de la densidad o de la tensión.

En el caso de medir el estado de carga vía tensión, es necesario retirar la tensión de excitación de la batería a través DE UNO DE LOS SIGUIENTES METODOS. Esperar aproximadamente 60 minutos con la batería sin ser cargada a dar una descarga en la batería de 200 A, durante 15 segundos.

Después de uno de estos procedimientos, lea la tensión en vacío de la batería.

Las tensiones de referencia del estado de carga de las baterias y tiempos correspondientes necesarios para recarga, serán descritos a continuación.

La temperatura de las baterias durante el proceso de recarga deberá mantenerse como máximo hasta 50C. Siempre que la temperatura exceda 50C, apague el cargador, volviendo a encenderlo cuando todas las baterias del circuito alcancen el valor inferior a 45C.

 

Carga con tensión constante: en este método de carga, la corriente colocada a la batería debe ser limitada a 25 A y la tensión a 16 V. En este tipo de carga con tensión constante, conforme la batería va cargando, la corriente ira disminuyendo.

Carga con corriente constante: la batería debe ser recargada con una corriente equivalente a 10% del valor de la capacidad nominal de la batería.

El tiempo de recarga varía entre 6 y 15 horas, dependiendo del estado de carga de la batería. 

NOTA: coloque siempre la cantidad de carga necesaria para la batería. Tiempos prolongados de carga, principalmente con corriente constante, pueden llevar a la batería a un estado de sobrecarga, ocasionando perdida de agua innecesaria en el proceso-evite cargas rápidas sin control de temperatura, corriente o tensión y tiempo.

Generalmente, no es recomendada la carga rápida para baterias plomo-acido, debiendo ser utilizada solamente en situaciones de emergencia. En este caso, recomendamos la recarga con corriente constante del 30% de la capacidad nominal, limitando la tensión al máximo de 16 V y la temperatura del ácido a 50C.